Conecta con nosotros

¡Tierra a la vista!

Historia y patrimonio

¡Tierra a la vista!

Fecha original: 12 de octubre de 2015. Actualización: 12 de octubre de 2016 – 13:47 CEST 

Tal que así fue el archiconocido grito que dio el marinero Rodrigo de Triana desde la Pinta aquel 12 de Octubre de 1492. Un grito tan famoso y decisivo que se ha convertido en un cliché utilizado en mil y un películas y libros. Fue el último hálito de esperanza que llegó a los oídos de aquellos marineros, vacíos de esperanza y al borde de la muerte y el amotinamiento. Cristóbal Colón había llegado a América.

galeras

Partió con una firme empresa, la de encontrar una nueva ruta hacia las Indias (Asía). El hecho de tener que atravesar tierras enemigas como eran la de los turcos, no era nada propicio para el transporte de mercancías, pues el pillaje y la piratería eran muy comunes. Los portugueses encontraron otro camino que evitaba esos peligros, rodeando
todo el continente africano, pero tenía el gran inconveniente de que era muchísimo más largo y penoso.
Existía en aquella época la firme teoría de que la Tierra era plana y que más allá del Atlántico el mar se precipitaba al vacío. Cristóbal Colón, ese marinero que se supone genovés, aunque en verdad se desconoce su verdadero origen, tenía la firme idea de que la Tierra era redonda, pero sus cálculos sobre el diámetro de la misma eran bastante diferentes de los reales, pues pensaba que más allá del océano se encontraba el continente asiático y que no había nada en medio.

Cuando la Pinta, la Niña y la Santa María partieron del Cabo de Palos no esperaban que el descubrimiento de una nueva ruta, se fuera a convertir en el “descubrimiento” de un Nuevo Mundo, cuya civilización había ido evolucionando a su manera y ajena a todo lo europeo. Aquel 12 de Octubre la historia de los reinos de Castilla y Aragón cambiaría para siempre.

Toda la península volvía a ser cristiana y el mundo se abría a nuevos horizontes inimaginables en aquel entonces. Nacía España y, con los años, el mayor imperio que el mundo haya conocido nunca. ¿Pero en verdad Colón fue quién la descubrió? Hoy día está comprobado que no fue así, que los vikingos bajo el mando de Leif Eriksson, hijo del famoso Erik el Rojo, llegaron a las costas de Norteamérica, lo que hoy se conoce como Terranova, 500 años
antes que los españoles.

No fue una exploración intensiva, pues fueron muchos los problemas que tuvieron estos primeros colonos, tanto internos como con los pueblos indígenas, lo que ocasionó que abandonaran los asentamientos fundados y volvieron hacia el este. No obstante, los pueblos vikingos instalados en Groenlandia siguieron abasteciéndose de la madera de uno de aquellos asentamientos, ricos en bosques.

Se conocen, también, indicios de que pueblos asiáticos establecieron contacto con los nativos americanos, aunque parece que insignificantes como para tener en cuenta. Pero no hay que obviar las muchas teorías sobre otros viajeros precolombinos a aquellas ricas tierras. Se han intentado encontrar conexiones entre los pueblos sudamericanos y los egipcios o sumerios, pero nunca se ha llegado a nada realmente aceptable o tangible.
Aunque las “pruebas” existentes son, cuando menos, curiosas y enigmáticas. Existen incluso teorías sobre que los famosos y misteriosos templarios ya habían traído oro de aquellas tierras. Hasta a los cartagineses se les ha atribuido el haber llegado a América antes que nadie. Puede que sí o puede que no, que ésas teorías sean ciertas o no, pero no se puede obviar que la hazaña de Cristóbal Colón, a pesar de no ser el primero, dio a conocer al mundo entero la existencia de otro mundo. Se acabaron los mitos sobre océanos que se perdían en la nada, se acabaron aquellos monstruos marinos que esperaban a los barcos en los límites del mar y la Tierra dejó de ser plana.

Gracias al tesón de ese marinero, el mundo se expandió y desarrolló a pasos agigantados. Y puede que lo que vino después, la colonización e imposición de la religión, no fue nada de lo que podamos sentirnos orgullosos, pero sí del hecho de que fuimos los cabecillas de la apertura de una nueva puerta a la exploración.
Hoy hemos celebrado ese logro que tuvo lugar un 12 de Octubre de hace más de 500 años, y deberíamos sentirnos orgullosos de que nuestros antepasados fueran quienes participaron y se sacrificaron por aquella causa.


Redacción: Fernando Cabrera. Periódico EL LORQUINO. 


 

 

Redacción de Periódico EL LORQUINO Noticias.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más de Historia y patrimonio

To Top