Conecta con nosotros

Un vuelo repleto de pasajeros entre Madrid y Gran Canaria hace estallar la polémica en medio de la pandemia

España

Un vuelo repleto de pasajeros entre Madrid y Gran Canaria hace estallar la polémica en medio de la pandemia

La alta ocupación de la aeronave hizo imposible respetar las distancias de seguridad decretadas por las autoridades. La aerolínea insiste en que todo fue “absolutamente legal”.

Varias imágenes difundidas en redes sociales desde la cabina de un avión de Iberia Express que realizó el trayecto Madrid – Gran Canaria este domingo, con la práctica totalidad de sus asientos ocupados, han generado una notoria polémica en España. En pleno estado de alarma, las imágenes han puesto de manifiesto la amplitud del margen con que se aplica en ocasiones la normativa de seguridad decretada por el gobierno, hasta el punto en que un avión repleto de pasajeros, sentados sin separación en asientos contiguos, sigue presentándose por la aerolínea como “absolutamente legal”.

Con estas precisas palabras lo explicó el comandante por la megafonía interna, tal como puede escucharse en un video difundido en Twitter por el canal público autonómico de las Islas Canarias.

Ante las numerosas e insistentes quejas de los pasajeros, que recriminaban a la aerolínea haber llenado el avión e imposibilitar el cumplimiento de las distancias mínimas de seguridad recomendadas por las autoridades, el piloto aclaró que “es absolutamente legal volar con la plena ocupación del vuelo”. “El que se quiera bajar, que se baje“, añadió, acrecentando la indignación del pasaje.

“Esto es una vergüenza”

Más allá de la legalidad de la situación en términos estrictos, la escena soliviantó el sentido común de muchos de los pasajeros, y provocó airadas protestas que terminarían amplificándose en las redes sociales.

“Dónde está la distancia de seguridad?”, se preguntaba uno de los pasajeros en un tuit en el que denunciaba la situación. “Va el avión casi completamente lleno y no hay ni siquiera un asiento de separación entre pasajeros. Esto es una vergüenza”, añadió.

El video que acompaña su tuit recoge la indignación de varios viajeros que discuten con un miembro de la tripulación y le reprochan que el vuelo vaya a llevarse a cabo en esas condiciones.

Otra pasajera, en esta ocasión la jugadora profesional de baloncesto Patricia Cabrera, también reclamaba una explicación al hecho de que el avión fuese completamente lleno. En las fotos que adjunta a su publicación, se aprecia perfectamente la alta ocupación de la aeronave.

“Cumplimos con todas las normas de seguridad”

Con el Real Decreto en la mano, tal vez no pueda sancionarse específicamente como ilegal el hecho de permitir la plena ocupación de este tipo de vuelos, pero no puede obviarse cierto margen para la interpretación: el artículo 14 de esta norma, en su segundo apartado, establece que “en aquellos servicios en los que el billete otorga una plaza sentada o camarote, los operadores de transporte tomarán las medidas necesarias para procurar la máxima separación posible entre los pasajeros”.

En las imágenes difundidas no se aprecia ninguna medida tomada al respecto, y de hecho no existe más separación entre los pasajeros que en cualquier vuelo comercial anterior a la declaración de la pandemia. Ante el revuelo generado por ello en las redes sociales, la propia aerolínea respondió a uno de los usuarios asegurando que cumple “con todas las normas de seguridad marcadas por las autoridades”.

“Hemos reforzado la limpieza y desinfección diaria de la cabina y todos sus elementos y nuestra flota cuenta con un sistema de aire y filtros HEPA efectivos al 99,9 % contra virus y bacterias”, añadió Iberia Express en un par de tuits publicados desde su perfil oficial.

En la misma línea, un comunicado oficial de la compañía publicado este mismo lunes asegura además que “el bloqueo del asiento central es una medida que no es necesaria para dar mayor seguridad, pues el avión ofrece unas características específicas que hacen que el riesgo de contagio sea bajo” y que, en cualquier caso, “las tripulaciones a bordo procuran la mayor separación posible entre los pasajeros, dentro de las limitaciones propias del avión”.

Denuncias y petición de explicaciones

Las explicaciones de la compañía no han terminado, desde luego, de apagar la polémica, y ya son varios organismos los que cuestionan, de una manera u otra, su proceder, sobre todo en relación a la distancia de seguridad.

El propio Ministerio de Transportes del país ha afirmado a varios medios de comunicación españoles que pedirá información a Iberia sobre las medidas que toma para garantizar la adecuada separación entre pasajeros a la que hace referencia el decreto gubernamental.

Por su parte, el Consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno autonómico de Canarias, Chano Franquis, también quiso recordar a Iberia, vía Twitter, “la máxima exigencia en el cumplimiento de la normativa que establece la adecuada separación de seguridad entre pasajeros”, y avisó de que el Ejecutivo regional trasladará su preocupación al respecto de nuevo al Ministerio de Transportes. La misma intención han expresado los diputados canarios Ana Oramas y Pedro Quevedo en sendos tuits.

Además, la asociación de consumidores Facua denunció a Iberia ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) “por incumplir los requisitos de separación entre pasajeros”. En este caso, los denunciantes solicitan “la apertura de una investigación sobre las prácticas de Iberia Express y un expediente sancionador por lo ocurrido” en el mencionado vuelo.

Con 227.436 contagios confirmados y 26.744 muertes por coronavirus, y tras casi dos meses de confinamiento obligatorio, en España, el segundo país del mundo más afectado por la pandemia, las polémicas sobre diferentes aspectos del estado de alarma y sus eventuales incumplimientos son prácticamente cotidianas.

 

Continuar Leyendo
Últimas Noticias

Redacción de Periódico EL LORQUINO Noticias.

Más de España

To Top