Conecta con nosotros

El día que un loco invadió Polonia

Cine

El día que un loco invadió Polonia

1 de Septiembre de 1939. Un hombre/monstruo decide realizar una acción que cambiaría el mundo para siempre. Ese hombre se llamaba Adolf Hitler y no hizo otra cosa que invadir Polonia, su país vecino y que a lo largo de su historia no había hecho otra cosa que soportar la opresión extranjera. Inmediatamente, Francia declara la guerra a Alemania, y poco después lo hace Inglaterra.

hitler

@ellorquino| Habían empezado a abrirse las puertas del infierno. Pero no me gustaría hablar de campañas y países que lucharon por algo justo o no. Aquí se movieron más intereses económicos y territoriales que otra cosa. Los grandes héroes guapos, fuertes y de corazón de oro no existen más allá de la literatura o el cine. Y yo me pregunto: ¿qué tipo de locura atacó a un país para dejarse llevar por un ser como Hitler? La culpa de la pobreza y miseria en que vivían los alemanes fue achacada a los judíos. Sí, una religión parece ser que era la culpable de los males de Alemania. ¿En qué cabeza cabe? Pues en la de los germanos de aquella época lo hizo.

Hitler consiguió meter en el corazón herido de su pueblo un odio irracional hacia los judíos. Y la invasión de Polonia no fue más que otra excusa para acabar con la numerosa población judía que había en este país. Lo que más tarde sería conocido como el Holocausto. Un año antes de la invasión hubo un precedente, la Noche de los cristales rotos. Los miembros del partido nazi, así como los mismos ciudadanos, rompieron y quemaron establecimientos judíos y sinagogas por todo el país teutón.

Muchos murieron defendiendo sus bienes y decenas de miles fueron arrestados y llevados a campos de concentración. Esto no fue más que el primer paso del llamado Holocausto que asoló el mundo. Judíos, gitanos, homosexuales y gente con deformaciones o problemas mentales fueron encerrados como ganado y sacrificados en gran medida, en lo que se llegó a llamar la Solución Final.

La mayor monstruosidad que se realizara en el mundo moderno. Imprescindible es la película El Pianista de Roman Polanski, dónde se puede ver con mucha crudeza el momento de la invasión, el miedo de las familias o incluso el alivio al pensar que la entrada de los franceses en guerra con Alemania, iba a zanjar el conflicto rápidamente.

Nada más lejos de la realidad, se puede ver como las condiciones de los judíos, entre los que se encuentra el protagonista de la historia, Wladyslaw Szpilman, van empeorando hasta el punto de que son desalojados de sus casas y metidos en guetos, hasta que empezarán a ser enviados a los campos de concentración, como parte de la Solución Final. El protagonista intentará sobrevivir a la guerra escondido gracias a ciertas ayudas inesperadas, y verá como Varsovia se va reduciendo a escombros.

hitler 2

Cabe destacar la dureza de algunas imágenes y secuencias, que sobrecogen el corazón y hacen pensar que es imposible tanta maldad en un ser humano, pero sintiéndolo mucho… todo lo que pasa en la película ocurre y quizá cosas mucho peores. Sin duda estamos ante una de las últimas obras maestras que nos ha dado el cine.

Sinceramente, he estado en Varsovia y Cracovia y he visto cosas que me revolvieron el estomago aún setenta años después. No existe perdón para tremendo proceder y no sería capaz de perdonar a esos ejércitos que sembraron miedo, muerte y destrucción, setenta y seis años después de que un loco decidiera invadir un país y exterminar a sus habitantes, sobre todo a los judíos.


Redacción: Fernando Cabrera. Periódico EL LORQUINO. 


 

 

 

Redacción de Periódico EL LORQUINO Noticias.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más de Cine

To Top