Conecta con nosotros

Lorca, Totana y Aledo, el nuevo planeta de los simios.

Historia y patrimonio

Lorca, Totana y Aledo, el nuevo planeta de los simios.

“¡Maniáticos! ¡Lo habéis destruido! ¡Yo os maldigo a todos! ¡Maldigo las guerras; os maldigo!” ¿Y quién no recuerda aquella impresionante escena del Planeta de los Simios? Fue mucho más que una simple película de ciencia ficción, pues puso de manifiesto algo que cada vez queda más patente.

lorca planeta de los simios

CABRERA FERNANDO – EL LORQUINO | Charlton Heston se derrumbaba, llorando, al saber la verdad sobre aquel planeta habitado por monos inteligentes y soltaba aquel discurso que puede que alguna vez uno de nuestros descendientes deba decir o, más bien, maldecir. Cuando hablamos del fin del mundo, siempre buscamos un factor de fuera, ajeno a nosotros, pero no… Todos sabemos que nosotros seremos nuestro propio apocalipsis.

Y si no… Sólo hay que poner la televisión y observar el horror que nos asola, pero no… hoy no hablaré de los atentados de París. De eso, por desgracia, ya estamos más que empachados. Vamos a poner en la palestra un gravísimo problema que afectará principalmente a tres localidades: Lorca, Totana y Aledo. Creo que en pocos medios de información, aparte del Lorquino, han dado a conocer el extravagante y peligrosísimo proyecto que se quiere llevar a cabo: pasar unas líneas de alta tensión por zonas altamente habitadas. Pero no una línea cualquiera, no, sino una que haría imposible la vida en las cercanías del tendido.

Una línea (cancerígena, por cierto) que imposibilitaría cualquier atisbo de vida y mataría el suelo. No daré los datos técnicos, pues de eso ya se han encargado mis compañeros, yo sólo expongo lo que ocurre y lo que pasará, y… bueno, cada uno que piense como quiera, ¿pero es necesaria tanta destrucción? No nos estamos dando cuenta del daño que le hacemos al planeta y el problema que estamos ocasionando.

Ciertos ricachones se llenarán los bolsillos mientras cientos de personas deben abandonar sus casas y tierras. Unas tierras que les han dado la vida durante años y que, ahora, les obligan a abandonar. ¿No parece que estamos hablando del argumento de una mala película? Pues no; esto es la cruel y aborrecible realidad, que le juega malas pasadas a los de siempre, a los pobres que tienen su casa, trabajan como mulas y llega un gerifalte que les “pide amablemente” que abandonen su casa a cambio de cuatro perras, porque él quiere pasar un cableado lleno de muerte por ahí, y claro, por raro que sea, tiene las de la ley.

Y es que a veces la ley… Perdonen si me río, pero la ley también tiene lo suyo para dar y regalar. Luego se quejarán de que no confiamos en la justicia española. Vergüenza siento en estos momentos de la raza humana, vergüenza de aquellos que se frotan las manos con gozo a la espera de los resultados, vergüenza me dan los medios que no quieren hacerse eco de tal noticia por alguna extraña razón.

¿Quizá la cercanía de unas elecciones tenga algo que ver? No pasa nada señores, no se preocupen, que nadie parece querer hacer nada por evitar un brutal desalojo que tendrá como resultado la destrucción de campos y todo rastro de vida. Todo el mundo en calma. No tardaremos en llorar, como lo hizo Charlton Heston, ante las ruinas de nuestro egoísmo, maldiciendo a aquellos que no les importó una… (perdón) un pimiento el destino de un planeta que agoniza cada día y al que le pisamos el cuello con sadismo. Ya llegará el momento en que recordaremos este atracón de prepotencia y vanidad.

Porque hoy es una peligrosa y mortal línea de alta tensión, mañana… a saber.




Redacción de Periódico EL LORQUINO Noticias.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más de Historia y patrimonio

To Top